vineri, 19 ianuarie 2018

A pesar del dolor, la vida sigue... (Marisa Peña)


A pesar del dolor, la vida sigue
y se empeña en brotar por donde pasa
imponiendo su ritmo a cuanto ocurre.
Y en los campos quemados
vuelve a crecer el trigo,
y los hombres se abrazan
después de la batalla.

A pesar del dolor, la luz irrumpe,
y nada puede haber que se lo impida:
se cuela por los juncos,
por las persianas rotas,
por los huecos abiertos,
y por la cicatrices.

A pesar del dolor, todos seguimos
porque la lluvia pasa y el sol sale,
y decide brillar a su manera
sin preguntar si estamos preparados
para asumir, de golpe, la belleza.

marți, 2 ianuarie 2018

La metamorfosis ( Idea Vilariño)


Entonces soy los pinos
soy la arena caliente
soy una brisa suave
un pájaro liviano delirando en el aire
o soy la mar golpeando de noche
soy la noche.
Entonces no soy nadie.

joi, 28 decembrie 2017

Intensidad y altura / Soneto 70 (César Vallejo / Lope de Vega)



INTENSIDAD Y ALTURA

Quiero escribir, pero me sale espuma,
quiero decir muchísimo y me atollo;
no hay cifra hablada que no sea suma,
no hay pirámide escrita, sin cogollo.

Quiero escribir, pero me siento puma;
quiero laurearme, pero me encebollo.
No hay voz hablada, que no llegue a bruma,
no hay dios, ni hijo de dios, sin desarrollo.


Vámonos, pues, por eso, a comer yerba,
carne de llanto, fruta de gemido,
nuestra alma melancólica en conserva.


¡Vámonos! ¡Vámonos! Estoy herido;
Vámonos a beber lo ya bebido,
vámonos, cuervo, a fecundar tu cuerva.


César Vallejo

SONETO 70

Quiero escribir, y el llanto no me deja,
pruebo a llorar, y no descanso tanto,
vuelvo a tomar la pluma, y vuelve el llanto,
todo me impide el bien, todo me aqueja.


Si el llanto dura, el alma se me queja,
si el escribir, mis ojos, y si en tanto
por muerte o por consuelo me levanto,
de entrambos la esperanza se me aleja.


Ve blanco al fin, papel, y a quien penetra
el centro deste pecho que enciende
le di (si en tanto bien pudieres verte),


que haga de mis lágrimas la letra,
pues ya que no lo siente, bien entiende,
que cuanto escribo y lloro, todo es muerte.


Lope de Vega

luni, 25 decembrie 2017

Vivir de cubos de basura (Charles Bukowski)


El viento sopla fuerte esta noche
Y es viento frío
Y pienso en los chicos
De la calle.
Espero que algunos tengan
Una botella de tinto.


Cuando estás en la calle
Es cuando te das cuenta de que
Todo
Tiene dueño
Y de que hay cerrojos en
Todo.
 

Así es como funciona la democracia:
Coges lo que puedes,
Intentas conservarlo
Y añadir algo
Si es posible.


Así es también como funciona
La dictadura
Sólo que una esclaviza
Y la otra destruye a sus
Desheredados.


Nosotros simplemente nos olvidamos
De los nuestros.


En cualquier caso
Es un viento
Fuerte
Y frío.

joi, 21 decembrie 2017

Democracia (Roger Wolfe)


Otra maldita tarde
de domingo, una de esas
tardes que algún día escogeré
para colgarme
del último clavo ardiendo
de mi angustia.
En la calle
familias con niños,
padres y madres
sonrosadamente satisfechos
de su recién cumplido
deber electoral;
gente encorvada sobre radios
que escupen datos, porcentajes
en los bancos.
Corderos de camino al matadero
dándole a escoger el arma
al matarife.

miercuri, 13 decembrie 2017

Viniere el malo... (César Vallejo)


Viniere el malo, con un trono al hombro,
y el bueno, a acompañar al malo a andar,
dijeren "sí" el sermón, "no" la plegaria
y cortare el camino en dos la roca...

Comenzare por monte la montaña,
por remo el tallo, por timón el cedro
y esperaren doscientos a sesenta
y volviere la carne a sus tres títulos...

Sobrare nieve en la noción del fuego,
se acostare el cadáver a mirarnos,
la centella a ser trueno corpulento
y se arquearen los saurios a ser aves...

Faltare excavación junto al estiércol,
naufragio al río para resbalar,
cárcel al hombre libre, para serlo,
y una atmósfera al cielo, y hierro al oro...

Mostraren disciplina, olor, las fieras,
se pintare el enojo de soldado,
me dolieren el junco que aprendí,
la mentira que inféctame y socórreme...

Sucediere ello así y así poniéndolo,
¿con qué mano despertar?
¿con qué pie morir?
¿con qué ser pobre?
¿con qué voz callar?
¿con cuánto comprender, y, luego, a quién?

No olvidar ni recordar
que por mucho cerrarla, robáronse la puerta,
y de sufrir tan poco estoy muy resentido
y de tanto pensar, no tengo boca.